Las mujeres de Entre Ríos lideran campañas de sensibilización sobre el uso y manejo del agua


Durante mucho tiempo, el gas y el petróleo han jugado un papel importante en Tarija, un departamento en el sur de Bolivia y el mayor proveedor de hidrocarburos a nivel nacional. Dado que la exportación de hidrocarburos representa la mayor fuente de ingresos del país, el gobierno de Bolivia, uno de los países más vulnerables al cambio climático, a menudo ha optado por poner la extracción de gas natural y petróleo por encima de la protección de los pueblos indígenas y sus tierras.

En la zona de Entre Ríos, las comunidades dependen de dos ríos principales y varios manantiales para su sustento y para el consumo diario y las tareas del hogar. En los últimos años, estas comunidades han vivido una escasez de agua sin precedentes. Como consecuencia del cambio climático, la alza de las temperaturas, y las estaciones secas cada vez más largas, los ríos se han secado casi por completo y esto ha afectado sus medios de subsistencia. Además, estas fuentes de agua también han sido contaminadas con petróleo de campos petrolíferos cercanos erigidos por empresas contratadas por el gobierno boliviano. Las comunidades no tienen otra opción que beber el agua contaminada para sobrevivir, especialmente en épocas de sequía.

AMPRO en la feria de reciclado de botellas, intercambio de arboles por botellas. Foto: AMPRO.

En respuesta, mujeres de 40 comunidades localizadas en Entre Ríos, que son parte de la Asociación de Mujeres de la Provincia O’Connor (AMPRO), están liderando acciones para salvar sus ríos. Por ejemplo, a través de capacitaciones presenciales, programas de radio, ferias escolares y otros canales de comunicación locales, ellas están recuperando conocimientos ancestrales sobre el agua y sensibilizando a las comunidades y escuelas sobre el uso y manejo eficiente del agua, así como sobre la protección de los ríos.

Durante las ferias escolares, las mujeres le enseñan a los estudiantes a mantener pequeños huertos orgánicos para asegurar la provisión de alimentos de cada familia y a construir tanques de recolección de agua a partir de botellas recicladas para almacenar agua durante las sequías. AMPRO también elaboró ​​una propuesta normativa titulada “Protección y Conservación de las Fuentes de Agua” y la presentó a las autoridades locales para mostrarles alternativas para el manejo de la crisis del agua. Las autoridades locales la aprobaron y ahora las mujeres están monitoreando el cumplimiento de la ley municipal.

AMPRO también promueve productos ecológicos, fertilizantes orgánicos, forestación y reforestación. La organización está formando alianzas interinstitucionales y fortaleciendo las capacidades de sus miembros para continuar su labor de incidencia y proteger el medio ambiente, especialmente los ríos que son su fuente de vida.

AMPRO cuenta con el apoyo del Fondo de Mujeres del Sur, que es parte de la red GAGGA.

Illustración por @Naandeyeah.


Related Post

Informe | El Fondo para la Autonomía y la Resiliencia

En respuesta a la crisis y las necesidades de los movimientos que apoya, Global Alliance for Green and Gender Action…

See more

Informe | Violencia estructural: Aprendiendo de las mujeres y niñas defensoras del medio ambiente

Al mismo tiempo que las mujeres y niñas defensoras del medio ambiente (MNDMA)* de todo el mundo defienden sus tierras,…

See more

Las mujeres qom se organizan para preservar su territorio en el Chaco paraguayo

En pocas palabras: El Green Climate Fund (GCF) está invirtiendo en nuevas plantaciones de árboles en siete países en África…

See more

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese y manténgase al día con la lucha colectiva de nuestra red por un mundo de género y medio ambiente justo.