Las mujeres restauran los bosques de manglares en el delta del Níger


En pocas palabras: Las instituciones financieras internacionales y los fondos continúan invirtiendo en la extracción de combustibles fósiles. Sus acciones están llevando la crisis climática a niveles peligrosos y contaminando el agua de las comunidades locales, lo que a su vez afecta sus medios de subsistencia, su salud y sus fuentes de alimentos. Estas instituciones deben reorientar sus recursos hacia soluciones climáticas reales y con justicia de género, como las que están implementando las mujeres y las niñas en el Delta del Níger al restaurar el hábitat del bosque de manglar.

La realidad actual: La persistente inversión en la extracción de combustibles fósiles

En el campo petrolífero Yorla en el delta del Níger, la comunidad agrícola y pesquera de Yaataah ha visto cómo su agua se contamina cada vez más. Hace décadas, las mujeres de la comunidad remojaban su yuca en el Río Yaataah durante días para fermentarla, antes de utilizarla como la base de sus platos. Las mujeres locales eran alfareras de renombre y se ganaban la vida moldeando la arcilla del río para hacer vasijas tradicionales para bailes, hierbas, bebidas y comida. Sin embargo, actualmente el agua está demasiado contaminada con hidrocarburos de petróleo para procesar su yuca o hacer sus ollas de barro y las orillas de los ríos están cubiertas de cadáveres de peces y cangrejos en estado de descomposición.

En la comunidad Yaataah hay una estación de petróleo con tres pozos. A causa de las actividades de la compañía Shell Petroleum Development, en conjunto con Nigeria National Petroleum Corporation, los derrames del crudo han contaminado el río. La comunidad también ha sido testigo de los impactos de la quema de gas, las actividades de exploración de petróleo y la refinación artesanal, entre ellos, la lluvia ácida, el hollín negro, las altas temperaturas, el suelo cada vez más seco, las mareas cada vez más altas, las lluvias tardías, la desertificación, la destrucción de hábitats marinos y la destrucción de manglares.

En las áreas del delta del Níger los bosques de manglares (que han desaparecido debido a la toxicidad de los derrames de petróleo) están siendo reemplazados por la palma de nipa, una especie foránea introducida hace más de un siglo. Durante las últimas cuatro décadas, la palma de nipa ha invadido el río Yaataah y ha destruido los manglares autóctonos de la zona, que servían como sumideros de carbono y hábitats cruciales para la reproducción de los peces y moluscos. Como resultado, la vida se ha vuelto más difícil para las mujeres, quienes dependen de la cosecha y la venta del tympanotonos fuscatus, una especie de caracol de África occidental que es un alimento básico de la cocina local.

La mejor inversión: La restauración de los manglares

El delta del Níger es el tercer bosque de manglares más grande del mundo y una solución natural importante frente a la crisis climática. Los manglares almacenan cuatro veces más carbono que las selvas tropicales tradicionales, sirven como protección costera contra inundaciones y tormentas con sus densos sistemas de raíces, previenen la erosión y mantienen la calidad y claridad del agua. Además, son indispensables para la biodiversidad y brindan varios beneficios económicos. Sin embargo, los manglares podrían desaparecer por completo del delta del Níger en los próximos cincuenta años si las palmeras nipa continúan multiplicándose rápidamente y los derrames de petróleo siguen siendo un problema.

Dada la pérdida de los manglares y, por lo tanto, de las cosechas de moluscos para obtener ingresos, las mujeres se han hecho cargo del problema por su cuenta. Lokiaka Community Development Centre, una organización local que trabaja por los derechos ambientales y la equidad de género, ha capacitado a 250 mujeres y niñas de la comunidad en materia de restauración de manglares y gestión de la biodiversidad con el objetivo de aumentar la retención de carbono, restaurar los medios de subsistencia de las personas, reanimar la biodiversidad y limpiar el agua de hidrocarburos de petróleo.

Como resultado, las mujeres han talado las palmas de nipa de treinta y seis parcelas, y han restaurado alrededor de un millón de manglares ¡y este es solo el principio! El Lokiaka Community Development Centre planea restaurar al menos quinientos mil manglares anualmente, es decir, cinco millones en los próximos diez años.

Los esfuerzos de Lokiaka están contribuyendo a la mitigación y adaptación de la comunidad al cambio climático, al tiempo que garantizan de que las mujeres y las niñas de la comunidad participen en este proyecto – desde su diseño hasta su implementación. Al restaurar su devastado entorno, las mujeres y niñas de Lokiaka están empezando a ver los primeros signos de esperanza de que sus modos de vida están siendo recatados y de que su agua está cada vez más descontaminada: los moluscos han regresado al hábitat vital de los manglares.

¿Quién lidera esta solución climática con justicia de género?

El Lokiaka Community Development Centre es un socio local de Both ENDS, Global Greengrants Fund y Mama Cash, quienes forman parte de la Global Alliance for Green and Gender Action (GAGGA). Fundada en 2009, Lokiaka es una organización autodirigida que trabaja para y con mujeres agricultoras indígenas y activistas de derechos humanos del delta del Níger. El grupo brinda capacitaciones y hace trabajo de incidencia, campañas, restauración, conservación y manejo de bosques, construcción de alianzas e intercambio de conocimientos con el objetivo de salvaguardar los derechos de las mujeres indígenas a la tierra y garantizar que las mujeres sean vistas como partes interesadas importantes en la toma de decisiones relacionadas con su tierra y el medioambiente.

El Lokiaka Community Development Centre ha llevado a cabo campañas dirigidas a Shell y al gobierno de Nigeria para proporcionar agua potable a las comunidades y ejerce presión sobre estos actores para que limpien, remedien y restauren el medioambiente en Ogoni. Puedes seguir su trabajo aquí y obtener más información a través de los siguientes enlaces:


Related Post

Informe | El Fondo para la Autonomía y la Resiliencia

En respuesta a la crisis y las necesidades de los movimientos que apoya, Global Alliance for Green and Gender Action…

See more

Informe | Violencia estructural: Aprendiendo de las mujeres y niñas defensoras del medio ambiente

Al mismo tiempo que las mujeres y niñas defensoras del medio ambiente (MNDMA)* de todo el mundo defienden sus tierras,…

See more

Las mujeres qom se organizan para preservar su territorio en el Chaco paraguayo

En pocas palabras: El Green Climate Fund (GCF) está invirtiendo en nuevas plantaciones de árboles en siete países en África…

See more

Suscríbete a nuestro boletín

Regístrese y manténgase al día con la lucha colectiva de nuestra red por un mundo de género y medio ambiente justo.